Fotos de Bodas Madrid Ramon y Laura. Como ya sabéis, en Pedro Zamorano Fotografía no nos cansamos de repetir que cada boda es diferente (o debería serlo). Y es cada pareja tienen sus propios gustos, sus intereses, sus creencias religiosas… Lo que para una pareja le puede parecer vital, otra en cambio puede que no lo vea tan relevante.
Sin embargo, con un estilo u otro lo cierto es que hay algunos momentos que se suelen repetir en todas las bodas. Aquí te explicamos los diez momentos más especiales del día de tu boda. Si estáis pensando en darle un toque personal a la vuestra podéis personalizarlos con vuestro estilo propio, así el resultado será completamente original. Cuidando unos pocos detalles vuestros invitados rápidamente se darán cuenta que la vuestra no es una boda al uso, sino algo muy especial.
1 La recepción de los invitados.
Esto es algo a lo que aun no prestamos mucha atención y, en realidad, este momento es tan importante como cualquier otro, sobre todo si la ceremonia se celebra en un lugar más íntimo. Tened en cuenta que muchos de vuestros invitados llegarán al menos 30 o 40 minutos antes de que lo haga la novia con lo que agradecerán que tengáis un pequeño detalles con ellos, como ofrecer botellas de agua o cualquier otro refresco, sobre todo si el calor aprieta y están esperándoos bajo el sol. Incluso podéis personalizar las botellas con vuestros nombres y la fecha del evento. Vuestros invitados quedarán encantados.

En la boda de Bea y Álvaro se sirvieron granizados de limón mientras los invitados esperaban su llegada.
2 La entrada de los novios
Este es uno de los momentos en mayúsculas de una boda. Ver entrar al novio con la madrina y tras él a la novia del brazo del padrino es verdaderamente emocionante. Hay quien puede pensar que como es tan breve, poco se puede sacar de él, pero nada más lejos de la realidad.
Si nos centramos, por ejemplo en la música, es vital buscar una buena canción para este instante. Si te casas en una iglesia o si vas a contratar a un grupo de música en directo siempre puedes recurrir a los clásicos, como el “Canon”, de J. Pachabel o “Ave María”, de F. Chubert. Seguro que a más de uno le salta alguna lagrimilla nada más veros entrar. Pero si no es este vuestro caso, ¿por qué no escoger una canción más actual? Yo revivo ese momento cada vez que suena en la radio “All of me”, de John Legend, que es la canción con la que entró mi marido. Buscad la vuestra y será un momento único para los dos.
Si lo que sois es una pareja que huye de los tradicionalismos, ¿qué tal si alquiláis un sidecar y llegáis los dos juntos? Incluso si la novia lleva un vestido más ligero, ¿qué tal llegar montada a caballo? Vuestros invitados no olvidarán jamás este momento y vosotros, tampoco.



Cargando
Por favor espere ...